lunes, 30 de enero de 2017

Mi "parte" de lesiones y suplementación by Goalbox

Cerrando etapas...

2017 se presentó con un doble objetivo a corto plazo: el tradicional Campeonato de Madrid de Campo a Través de Cross Largo (29 de enero) y el Campeonato de España de Media Maratón de Granollers (5 de febrero).

Ahora bien, las molestias que padecí en el psoas en los últimos meses de 2016 me llevaron a recurrir al traumatólogo a mediados de enero. Cuando le expliqué mis síntomas, éste se atrevió a pronosticar una posible pubalgia, pero días después la resonancia reveló que "sólo" se trataba de una tendinitis de la intersección del aductor derecho, aunque el dolor que yo sigo percibiendo se irradia más hacia la zona abdominal, y de ahí que pensara inicialmente que se trataba del psoas.

Ante tan agoreras previsiones iniciales, hubo un día en que pensé en parar completamente para curarme, pues aunque no son limitantes, las molestias se agudizan según el día, y psicológicamente se hace duro remar con esta dificultad añadida. Sin embargo, al día siguiente me enteré de que mi club, el CAT Alcorcón, se había clasificado para el nacional de Cross Corto y me sacudió un ataque de rabia tal que me dije que haría lo posible por estar en el autonómico en dos semanas.

A fecha de 30 de enero y mientras suscribo estas líneas, ya puedo decir que disputé el Trofeo Marathon y que, aunque no quedara satisfecho con mi papel, cumplí con el equipo a pesar de que, por segundo año consecutivo y a pesar del carrerón de mis compis, nos quedaramos a sólo un puesto de clasificarnos para el Cto. de España de Clubes. Fue una carrera dura, de incontables curvas, mucho barro y con la obligada puesta en escena de clavos, que no usaba desde diciembre de 2013 (¡soy el grinch de los clavos!).
 
Así las cosas, y si todo va bien, sólo resta una semana para viajar a Barcelona y participar en mi tercer Campeonato de España de Media Maratón. No sé como responderá mi cuerpo, pero la espinita de la mala experiencia en Santa Pola en la edición anterior es un acicate para intentar pelear en una de las medias más célebres del calendario español. Pasada esta carrera convendrá relajarse y sumar a la rutina de ejercicios que ya sigo para tratar la lesión, las sesiones de fisio. Cruzamos los dedos.

... Y abriendo melones

Alguna vez ya he explicado que soy un corredor muy espartano, pero no de los que saltan obstáculos :) Digamos que, aunque siempre con los deberes hechos, corro "con lo puesto". Tanto es así que, en ocasiones, soy "el despistado" ya no sólo en los corrillos habituales que repasan la actualidad futbolística (ok, ¡también soy el grinch del fútbol!) , sino también cuando salen a la palestra cuestiones como los materiales técnicos de las zapatillas o el análisis de las pulsaciones (¡jamás he usado un pulsómetro!). En este sentido, el capítulo de la suplementación deportiva tampoco lo tengo trabajado, pero recientemente he tenido la oportunidad de aprender un poquito más.

Los chicos de Goalbox me propusieron probar su plan de suplementación durante las semanas previas a la Vallecana, el siempre primer objetivo importante de la temporada. Tomaron buena nota de mis entrenamientos (especialmente los más duros) y de mi objetivo y me enviaron a casa los productos y las instrucciones a seguir. Este es, y en mi opinión, el gran valor añadido de su proyecto: un plan a la carta personalizado, la solución perfecta para dummies que, por cuestiones de tiempo o por desconocimiento, no manejamos esos engranajes que también inciden en nuestro rendimiento deportivo.
Desde su tienda online se preparan los envíos de estas cajas tan cuquis

Ya anteriormente había navegado por Internet en busca de respuestas acerca de posibles productos que complementaran mi rutina, pero casi todas ellas estaban enfocadas bien al universo de los geles en maratón, bien al algo más intrincado mundo de los triatletas, cuyo enorme desgaste exige, según ciertas voces, la ingesta de glutamina y BCAAs. En definitiva, ninguna de estas casuísticas se ajustaba a mi perfil, más orientado a las carreras de entre 5 y 21 kms.



De esta forma, el plan de Goalbox me invitaba a probar cuatro de sus productos estrella.
Por una parte, la creatina (del fabricante Keepoing), que aumenta el rendimiento físico en series de alta intensidad y durante un esfuerzo continuado. Con un sabor anaranjado bastante agradable y de fácil ingesta, ha de tomarse 45 minutos antes de salir a entrenar. Respecto a las sensaciones y como persona que puede tomarse un café por la noche tranquilamente, debo decir que soy bastante inmune a todo aquello que deba producirte "subidones", pero me tranquiliza haber comprobado la gran cantidad de halagos de los expertos hacia las sustancias 100% creapure,  que aseguran, es la creatina más pura, segura y eficaz.

Por otro lado, también probé otros productos pensados especialmente para después del entrenamiento. Tres recuperadores en tres formatos distintos: barritas del fabricante Keepgoing; la bebida Totum Sport (diseñada para compensar la pérdida de electrolitos); y los sobres para disolver de Chimpanzee Quick Mix Recovery. Con las tres alternativas he acabado muy contento y en este apartado sí puedo decir que, una vez el cuerpo lo has probado, los pide. Me gustaría hacer especial hincapié en él último, que no deja de ser un batido sabor a chocolate pero con propiedades naturales y orgánicas, apto para veganos y sin gluten ni lactosa.
 
Así pues, esta incursión en el mundo de la nutrición deportiva puede servir de punto de partida para prestar un poco más de atención a los detalles y combatir el escepticismo siempre y cuando, como ocurre con Goalbox, nos encontremos con planes profesionales y personalizados, y con productos de calidad y lo más naturales posible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada